Encuentra aquí el cerramiento de Aluminio que da mayor confort a tu hogar. Máximas prestaciones sin renunciar al diseño

Diseño

Una de las mejores virtudes del aluminio son sus infinitas posibilidades de diseño. Las ventanas, puertas o fachadas de aluminio se pueden construir con formas curvadas o redondeadas en prácticamente cualquier tamaño. Nuestros sistemas son ideales para crear grandes cerramientos contemporáneos y con pesados acristalamientos triples. Estos están disponibles en distintos estilos de diseño, como el funcional o de apariencia de ventanas de acero que combinan perfectamente con el estilo del edificio.

Como el aluminio también se puede colorear fácilmente, puede elegir entre cientos de colores y acabados diferentes para adaptarlos perfectamente al interior yal exterior del edificio. La amplia gama de productos de Alumarte le ofrece numerosas soluciones para dar al proyecto ese toque personal.

 

LIBERTAD DE FORMAS Y ESTILOS

 

Cuando se trata de libertad de diseño, el aluminio es el material idóneo. Estilos, formas, dimensiones, tipos de aperturas, colores, accesorios, etc. Todo se puede elegir. De esta forma podrá expresar su propia personalidad en el estilo de edificación del proyecto.

VARIANTES DE ESTILO

Los sistemas de ventanas y puertas de Alumarte se presentan en distintas variantes de estilo para elegir. Esos estilos están pensados para encajar con los gustos personales y el estilo del edificio: moderno y austero o con formas clásicas. En función de lo que desee, siempre habrá un perfil que se ajuste a sus necesidades.

Las puertas y ventanas de aluminio se presentan casi en cualquier dimensión. Se pueden lograr grandes envergaduras o incluso elementos de hasta 3 metros de altura. En colaboración con el arquitecto, puede diseñar virtualmente las ventanas y puertas. El elaborador de Alumarte le ayudará proporcionándole todos los detalles sobre las dimensiones mínimas y máximas.

DIMENSIONES

Las puertas y ventanas de aluminio se presentan casi en cualquier dimensión. Se pueden lograr grandes envergaduras o incluso elementos de hasta 3 metros de altura. En colaboración con el arquitecto, puede diseñar virtualmente las ventanas y puertas. El elaborador de Alumarte le ayudará proporcionándole todos los detalles sobre las dimensiones mínimas y máximas.

 

COLORES

 

El aluminio es, sin duda, el material ideal para la creación de conceptos de edificación contemporáneos. Es indudable que las ventanas y puertas de color aportan valor añadido a los edificios. Puede combinar una apariencia externa impresionante con una atmósfera acogedora y placentera en el interior.

LACADO BICOLOR

Suponga que quiere combinar el color exterior de las ventanas con la fachada y elegir un color interior que coincida perfectamente con el ambiente interior del edificio. Alumarte puede proporcionarle el interior y el exterior de los perfiles en casi cualquier color que pueda imaginar. Dispone de más de 450 colores y acabados diferentes: metálico o anodizado, en colores RAL mate o brillo, o incluso en un acabado especial Coatex de bajo mantenimiento y resistente a los arañazos. Además, las ventanas también pueden recibir un lacado madera realista.

 

ACABADO

 

Tanto si opta por un acabado de la superficie lacado o anodizado, disfrutará de la belleza duradera de las ventanas sin tener que invertir en pintura ni en barniz. Al contrario que otros materiales, el aluminio anodizado o lacado no se ve afectado por la radiación ultravioleta y como jamás se oxida ni se pudre, su mantenimiento es mínimo. El acabado de la superficie de las ventanas no solo tiene valor estético, sino que también ofrece una protección adicional al aluminio.

El aluminio puro es muy resistente a la corrosión debido a una capa de óxido que protege el metal contra las agresiones ambientales externas. Esta superficie natural y no tratada fue el aspecto típico de las primeras ventanas de aluminio. Sin embargo, en la actualidad se han desarrollado nuevas técnicas para el tratamiento de la superficie del aluminio, que aumentan la durabilidad y proporcionan a los sistemas un aspecto de diseño adicional.

LACADO EN POLVO

Para ofrecer sistemas de perfiles en cualquier color imaginable, Alumarte ofrece una técnica de lacado en polvo. En el proceso del lacado en polvo, el aluminio primero se desengrasa y se limpia. A continuación se rocía un polvo coloreado sobre los perfiles con carga estática. Después esos perfiles se calientan en hornos, para lograr que el polvo se funda en un acabado estable y de alta calidad con el aluminio. Para garantizar la máxima calidad, este procedimiento se realiza según las directrices estrictas de la norma europea Qualicoat (enlace: Qualicoat).

 ANODIZADO

El tratamiento de superficie anodizada proporciona a los perfiles una capa de óxido controlada, que les otorga un elevado nivel de protección combinado con un aspecto natural. En el proceso de anodizado, los perfiles se desengrasan y se limpian antes de sumergirlos en un baño químico. Aquí es donde se lleva a cabo un proceso de oxidación artificial, para que se abran los poros del aluminio. A continuación, los perfiles se colorean en un baño de óxido metálico. Por último, los poros se vuelven a cerrar en un baño de vapor especial. Para garantizar la calidad óptima, este procedimiento especializado se realiza según las directrices estrictas de la norma europea Qualanod (enlace: Qualanod).

¿QÚE METODO DEBERÍA ELEGIR?

Prácticamente no hay diferencia de calidad entre el lacado y el anodizado. La única sutil diferencia reside en la estética: con el lacado, la superficie del aluminio se cubre con una capa externa, mientras que el anodizado preserva la estructura original del aluminio. Sin embargo, algunos ambientes extremos o agresivos, como las zonas costeras o las grandes ciudades, requieren un nivel de protección adicional. Por ello, Alumarte recomienda el pre-anodizado de los perfiles antes de utilizar el lacado. La combinación de esas dos técnicas produce la protección a largo plazo más completa para sus cerramientos.

ACCESORIOS LACADOS

Tiradores, bisagras y otros accesorios también se pueden lacar exactamente en el mismo color que las ventanas. Si opta por accesorios lacados, estos se integrarán a la perfección con las ventanas.


Unde las mejores virtudes del aluminio son sus infinitas posibilidades de diseño. Las ventanas, puertas o fachadas de aluminio se pueden construir con formas curvadas o redondeadas en prácticamente cualquier tamaño. Nuestros sistemas son ideales para crear grandes cerramientos contemporáneos y con pesados acristalamientos triples. Estos están disponibles en distintos estilos de diseño, como el funcional o de apariencia de ventanas de acero que combinan perfectamente con el estilo del edificio.
Como el aluminio también se puede colorear fácilmente, puede elegir entre cientos de colores y acabados diferentes para adaptarlos perfectamente al interior yal exterior del edificio. La amplia gama de productos de Alumarte le ofrece numerosas soluciones para dar al proyecto ese toque personal.
Encuentre su punto de venta Alumarte

Amplia red de talleres e instaladores a nivel nacional